Aneto, Maladeta… las grandes montañas ya van cargándose de nieve con facilidad, señal de que el invierno esta llamando a la puerta.

Esperemos que no nos haga sufrir y que lo haga de forma clara y contundente.